NOTICIAS

Fundación Revalora y Empack Flexibles evitarán que casi 400 toneladas de plásticos terminen en rellenos sanitarios


Como referente de la economía circular de los plásticos, Fundación Revalora se encargará de valorizar 384 toneladas de envases y embalajes de la empresa Empack Flexibles transformándolo en cientos de pallets para el trabajo logístico de la industria.

Actualmente, son más las industrias que toman consciencia sobre la importancia de darle una segunda vida útil al plástico, trabajando en estrategias que puedan tangibilizar la responsabilidad social empresarial que hoy se hace fundamental para el medioambiente y la comunidad.

Así lo ha hecho la empresa Empack Flexibles, que junto a Fundación Revalora evitarán que 384 toneladas lleguen a relleno sanitario. Se trata de una alianza significativa, ya que es la materialización de cómo el plástico puede ser un recurso y no un residuo.

“Esta alianza que se acaba de formalizar con la empresa de Empack Flexibles es el comienzo de lo que se viene en la industria del plástico. Las empresas están tomando consciencia de que el plástico puede tener una segunda vida útil. De esta forma, Revalora está valorizando esos residuos transformándolos en nuestras Eco-Tablas para posteriormente elaborar los pallets que Empack utilizará en sus procesos logísticos. Es decir, este nuevo producto bajo un modelo de innovación y economía circular va a reingresar a la cadena de valor de la empresa”, sostuvo la Directora de la Fundación, Bárbara Gómez.

De esta manera, Revalora Chile aporta a que las empresas puedan cumplir la Ley número 20.920, de Responsabilidad Extendida del Productor y Fomento al Reciclaje, (Ley REP), con el objetivo de que se hagan cargo de sus residuos. Además, la fundación se posiciona como un socio estratégico y un ejemplo de la economía circular de los plásticos, evitando que puedan dañar ecosistemas y entregándole un valor agregado a este material.

Cabe destacar, que tanto Empack Flexibles como Fundación Revalora son parte de diversas mesas de trabajo que actualmente tiene Circula el Plástico, iniciativa que busca acercar a la ciudadanía en el desafío de avanzar hacia la economía circular de los plásticos.

“En las mesas de Diálogo y Cultura en las que participo, buscamos incentivar el reciclaje y reutilización del plástico. En ese sentido, no solo les compete a los consumidores, sino que también a las empresas, por lo tanto, a los consumidores intermediarios y a quienes están a cargo de las compras. La idea es que surjan nuevos proveedores más “sustentables” para llevar a cabo estas negociaciones y así, fomentar la adquisición de productos que incluyan porcentajes de material plástico reciclado y yo creo que estamos partiendo de una excelente manera con Empack para darle la circularidad al plástico”, manifestó Bárbara Gómez.

Con esta alianza se tangibiliza que efectivamente se puede transformar el plástico en un nuevo producto, lo que es una motivación para que otras empresas y proveedores tomen consciencia sobre el cuidado medioambiental y la creación de estrategias que avancen hacia la economía circular.