El Rol de la Sostenibilidad en el Desarrollo Social de Chile

Por: Alejandro Muñoz


Alcanzar el desarrollo es quizás el anhelo más grande que tienen los países Latinoamericanos. Para muchos de estos, lo anterior es un desafío cuesta arriba. Los últimos años en nuestra región han estado marcados por conflictos políticos, económicos y sociales, que hacen cada vez más difícil trazar un camino claro hacia el desarrollo sostenible.

En Chile, las consecuencias del llamado “estallido social” y la pandemia del Covid-19, han sido duros golpes para nuestra estructura social. Avatares que afectan con más fuerza a aquellas familias marginadas y segregadas del crecimiento: los chilenos para los que el desarrollo sostenible es un cuento de hadas.

A nivel de la OCDE, nuestro país mantiene uno de los peores índices de distribución del ingreso, mientras que el último informe de la CEPAL indica que un 10,7% de los chilenos vive en condición de pobreza. Tras estas cifras, existen múltiples dimensiones para analizar como lo son: los bajos salarios, la segregación urbana, la falta de acceso a servicios básicos o la deserción escolar, por nombrar solo algunos.

En este difícil contexto juega un rol fundamental la manera en como las empresas se desarrollan en sintonía con su entorno y con las comunidades más desfavorecidas. Hoy en día, una empresa con altas utilidades no garantiza su sobrevivencia ni menos su validación: en la actualidad, existen otras cosas en juego.

El valor compartido es la apuesta de las empresas sostenibles, que buscan identificar aquellas problemáticas sociales que tienen relación con su rubro y medir el real aporte para abordar los mismos. Este camino, significa empezar a entender el desarrollo económico desde una mirada integral. Y es para las empresas una forma de crecer en sinergia con la identidad y las necesidades de las comunidades vulnerables.

Otra de las claves para que el desarrollo sostenible sea un arma contra la desigualdad económica y territorial, tiene que ver con la articulación público-privada. En esta dimensión, el rol de los municipios como termómetro de las problemáticas locales es fundamental.

Pero más allá de eso, el triángulo virtuoso entre Estado-Empresa-Comunidad generará siempre proyectos de alto impacto que vayan en la línea de abordar el gran desafío que tenemos como sociedad hacia el año 2030. Lo anterior dice relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, que buscan abordar las principales problemáticas sociales en el planeta.

El trabajo es arduo y el camino ha sido muy duro. Pero tras enormes crisis como las que estamos viviendo, ver el desarrollo desde una mirada multidimensional nos permitirá entender que sin duda la sostenibilidad es la herramienta para seguir creciendo y construyendo un solo Chile, sin desigualdades, sin injusticias.

La sostenibilidad, cuando solemos relacionarla con el desarrollo, se vislumbra como una utopía difícil de alcanzar en países de Latinoaméricia

-Desafío de la sostenibilidad

-Concepto de Sostenibilidad brevemente explicado

-ODS Pobreza y desigualdad

-Datos de pobreza y desigualdad en Chile

-Sostenibilidad social aporte del mundo privado

-Articulación con el mundo público para proyectos

-Importancia que proyectos vengan desde las comunidades